Social Impact Advisor

LogoSocial Impact Advisor: acciones centradas en personas

Somos un equipo profesional que entiende las múltiples dimensiones que afectan a proyectos de desarrollo, infraestructura, políticas públicas y explotación de recursos, entre otros. Estamos comprometidos con reubicar en el centro de estos proyectos a uno de sus elementos primordiales: las personas. A través de metodologías basadas en recolección dinámica de datos, coproducción de conocimiento y análisis contextualizado de la información, respondemos a las nuevas tendencias mundiales de liderazgo, innovación, y compromiso que tienen impactos positivos en la sociedad.

Nuestro equipo multidisciplinario con experiencia internacional en análisis y trabajo de campo, nos permite proveer el contexto social de una forma integral para su incorporación en proyectos.

Para ver nuestro flyer, da click aquí

Nuestra misión:

Generar una experiencia inmersa en el contexto social, impactar de forma positiva en las comunidades y lograr una efectiva incorporación en el diseño, planeación y ejecución de actividades en los proyectos de desarrollo.

Nuestra visión:

  • Integrar una perspectiva de impacto social positivo en el desarrollo de proyectos, a la par de otras dimensiones relevantes.
  • Transformar los proyectos en acciones socialmente incluyentes a través de la incorporación de la sociedad en las actividades, mitigando riesgos, impactos negativos, conflictos y costos para todas las personas involucradas.
  • Lograr cambios sociales de raíz a través de la transformación de las estrategias de negocio y con ello lograr mejores resultados.

Herramientas con visión social

Las siguientes herramientas están enfocadas a tomadores de decisiones en el ámbito empresarial, industrial, gubernamental y sin fines de lucro. Estos servicios están dedicados a contribuir en la mejora de la calidad de vida de las personas a las que impacta un proyecto de desarrollo.

Estudio de Impacto Social: son estudios dedicados a medir el impacto social de los proyectos para luego generar estrategias que maximicen los impactos positivos y mitigen efectos negativos. Lo anterior se logra a través de procesos análiticos y en campo, que permiten entender el contexto y problemáticas existentes con la finalidad de generar estrategias de trabajo adecuadas a las prácticas locales.

Análisis de riesgos: acciones con visión social enfocadas en entender y atender problemáticas sociales que dificulten la ejecución de los proyectos.

Manejo de crisis: diseño de estrategias de comunicación sustentadas en acciones concretas de trabajo con las personas afectadas antes, durante y después del desarrollo del proyecto. Con la finalidad de cuidar la reputación del proyecto, se establecerán lazos de comunicación con las personas involucradas.

Investigación de impacto: la investigación de impacto combina trabajos de campo con análisis, basada en una metodología que se adapta conforme al desarrollo del estudio y genera más que una “fotografía” de la situación. Los reportes derivados del estudio trasforman datos contextualizados en estrategias tangibles, adecuadas a las necesidades de todas las personas involucradas, acompañados de indicadores, procesos de monitoreo, y evaluación, para garantizar la aplicación adecuada y el alcance de resultados esperados.

Regulador externo: la figura del regulador externo está basada en una visión especializada que después de entender las características de la localidad, es capaz de generar estándares de servicio y desempeño, indicadores y procesos operativos que asistan como un tercero imparcial para alcanzar los objetivos sociales planteados. Asimismo, la información obtenida brinda apoyo a los tomadores de decisiones en su labor.

Planeación de proyectos con inmersión social: esta estrategia permite ampliar el entendimiento de la vida cotidiana en los espacios a intervenir con el objetivo de maximizar los beneficios que el proyecto brindará a las personas y minimizar los riesgos.

Restauración de patrimonio nacional: estrategias integrales para preservar el valor de las ruinas arquitectónicas y urbanísticas con la finalidad de reintegrarlas a la vida cotidiana de las personas.

Facilitador social: el facilitador social es una figura enfocada a conciliar las necesidades y prioridades de las personas que forman parte en el desarrollo de un proyecto. A través de metodologías adaptables es posible facilitar este proceso y lograr poner en el centro del proyecto a las personas desde el origen, hasta la ejecución final del proyecto.